Polonia: de antigénero a anti-LGBT

 

Imagen: Wojtek Radwański/AFP/Getty Images

Polonia ha sido testigo de una nueva oleada de propaganda de derecha en contra del “género”, aunque en este caso la frase “ideología de género” ha sido mayormente remplazada por “ideología LGBT”. Los ataques son dirigidos a organizaciones no gubernamentales que promueven derechos de las minorías sexuales (por ejemplo, Campaña Contra la Homofobia o grupos locales que organizan marchas LGBT) así como a educadores sexuales. Sin embargo, el verdadero blanco de los ataques parecieren ser los partidos de oposición. Ley y Justicia (el partido populista de derecha actualmente al poder) ha estado usando retórica anti-LGBT para potenciar su popularidad antes de las elecciones (para el Parlamento Europeo en primavera y, más recientemente, para el Parlamento Polaco). La estrategia es presentarse a sí mismos como “defensores de la familia natural” frente a las minorías sexuales (que son persistentemente representadas como pervertidas y equiparadas con la pedofilia) para estigmatizar a la oposición democrática como defensores de estos pervertidos y pedófilos. Esto es irónico dado el reciente brote de discusión sobre la Iglesia polaca encubriendo a sacerdotes pedófilos; aunque por otro lado la campaña anti-LGBT también podría ser vista como una respuesta a la amenaza que estos escándalos representan para el partido gobernante, quien tiene fuertes lazos con la Iglesia.

El desencadenante principal fue la importante decisión de Warsaw en marzo de 2019: firmar el llamado Estatuto LGBT+ que incluía clases sobre anti discriminación en escuelas públicas. La respuesta fue una campaña enfocada en el peligro para los niños. Por ejemplo, una política de derecha, Krystyna Paunovic, publicó en twitter: “¡Esto es guerra! En contra de los niños polacos y sus familias. En contra de las ciudades y pueblos polacos. ¡EN CONTRA DE POLONIA Y EUROPA, quien ESPERA nuestra AYUDA! En contra de la identidad y cultura polacas. … ¡TENEMOS que ganar esta GUERRA cultural! Defensores de Soros y de los senderos patológicos de izquierda – ¡ALÉJENSE DE POLONIA Y LA UE!” Hay estudios que demuestran que esta retórica alarmista tiene un efecto real. Casi un tercio de la población ve a “LGBT” como la amenaza más grave para Polonia. La polarización crece. Los eventos clave de los últimos meses incluyen: un número de municipios anunciando ser “zonas libres de LGBT” (una campaña iniciada por un periódico de derecha); una inundación de ataques de medios de derecha contra LGBT; violencia neofascista en contra de los participantes de la marcha LGBT en Bialystok en julio (la policía falló en contenerla); varios discursos anti-LGBT, realizados por obispos, repletos de retórica plagada de odio (por ejemplo el Arzobispo Jędraszewski describió a las minorías sexuales como la “plaga arcoiris”); el discurso de Jarosław Kaczyński sobre la familia natural en contra de la amenaza LGBT. Una película propagandística representaba a la comunidad LGBT como agresores, enemigos de la nación polaca, y pedófilos, fue emitida en el canal de televisión pública polaca “Información” dos días antes de las elecciones (su título lo dice todo: “Invasión). Por el lado positivo, hemos visto un número nunca antes visto de marchas LGBT a lo largo de Polonia durante todo el verano (alrededor de 20 marchas en varias ciudades).

En octubre dos leyes importantes fueron aprobadas, demostrando la intención del gobierno de intensificar la guerra cultural aún más y posiblemente para preparar el terreno para medidas legales que puedan ser usadas en contra de oponentes políticos: una ley para la protección de menores contra la pedofilia prohibe todo tipo de charlas a menores que posean contenido sexual, prohibiendo de facto la educación sexual. La otra refiere a la protección de católicos romanos contra la incitación al odio, de facto volviendo ilícita cualquier crítica contra la Iglesia y preparando el terreno para la censura. Anticipamos también una nueva ronda de esfuerzos para prohibir por completo el aborto; el presidente de Polonia ya ha dicho que firmaría alegremente dicha ley. Resulta útil observar estos acontecimientos en continuidad con las campañas antigénero de 2013-2015; podría ser discutido que las mismas ayudaron a llevar a Ley y Justicia al poder. “Género” y “LGBT” son ambos términos de difamación cuando son usados por la derecha. Si bien “LGBT” ha dominado el discurso en esta oportunidad, ambos términos son usados juntos en ocasión (argumentando que género y “LGBT” son una amenaza para la familia).

Links

Artículo sobre los eventos en Bialystok relatados por un escritor gay que participó: https://www.theguardian.com/world/2019/jul/28/lgbt-gay-rights-poland-first-pride-march-bialystok-rage-violence

Sobre la campaña para las zonas libres de LGBT: https://www.independent.co.uk/news/world/europe/poland-lgbt-free-zones-homophobia-hate-speech-law-justice-party-a9013551.html

Excelente resumen a modo de cortometraje sobre el panorama general, realizado por France 24: https://www.france24.com/en/20190920-focus-poland-divided-lgbt-marches-gay-rights-homophobia-conservative-catholic-church

 

Spanish translation of the petition “We protest against the promotion of far-right prejudice in Polish Universities”

The petition can be signed here : https://www.change.org/p/staff-and-students-of-polish-universities-and-friends-around-the-world-we-protest-against-the-promotion-of-far-right-prejudice-in-polish-universities?utm_content=cl_sharecopy_18662861_en-GB%3Av4&recruiter=1014652210&recruited_by_id=d7089490-fb50-11e9-bfff-bd34825eb343&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&utm_campaign=psf_combo_share_initial&utm_term=petition_dashboard&share_bandit_exp=initial-18662861-en-GB&share_bandit_var=v0

 

“Como académicos internacionales, artistas, periodistas, y activistas, deploramos la brutal infiltración en la Universidad Marie Curie-Sklowdowska en Lublin, Polonia, de ideologías y prácticas de extrema derecha, evidenciada por el otorgamiento de una medalla Marie-Curie a una prominente persona misógina y homofóbica.

Las elecciones generales en Polonia han acarreado una ola de prejuicio social ultra nacionalista de extrema derecha que está avanzando sobre las instituciones de Polonia.

Este es un claro intento para normalizar la misoginia, homofobia, xenofobia y racismo. Este tipo de infiltración queda en evidencia por el modo en el que el gobernador de la zona de Lublin, Przemysław Czarnek, un hombre que se ha pronunciado públicamente como perteneciente a la extrema derecha, ha sido otorgado honores por sobre responsables de los departamentos universitarios.

El señor Czarnek ha despotricado en contra de ucranianos, musulmanes, y nuestra comunidad LGBTQ, también ha promovido la idea que la contribución social de las mujeres debería quedar reducida a la reproducción. De modo escandaloso, se le ha otorgado el más alto honor académico concedido por la Universidad Marie Curie-Sklowdowska de Lubin. Muchos de mis propios alumnos en esta universidad son ucranianos, y la promoción de una agenda ultra nacionalista polaca se enfoca deliberadamente en causarles daño. La ceremonia se llevó a cabo en la presencia del nieto de Madame Curie, Pierre Joliot, sin que se expresara algún tipo de disentimiento, exceptuando el cartel de una mujer activista con el slogan “Que no haya premios para quienes engendran odio”.

Pareciere ser que a Nigel Farage se le fue otorgado el mayor honor académico por la Universidad de Oxford, usó la plataforma para promover una evidente incitación al odio y no tuvo oposición alguna. Las protestas se han visto cada vez más sofocadas en Polonia a medida que la censura se cierne sobre valores progresistas.

Trabajadores y estudiantes progresistas están siendo sujetos a campañas de odio cada vez más intensas, y aprovechan esta oportunidad para apelar a la solidaridad con fuerzas progresistas a lo largo de Europa y el Reino Unido, así como también de las Américas y Sudáfrica. Hemos puesto en circulación una carta de protesta en periódicos locales y nacionales, para así expresar la indignación y el desagrado que genera la normalización de estos puntos de vista basados en prejuicios, y urgimos a que expreses solidaridad con nosotros firmando y compartiendo esta petición.”